El certificado energéticoEficiencia energética

Desde junio de 2013, el certificado energético es necesario para alquilar o vender una vivienda, y sin embargo, todavía mucha gente desconoce qué significa esto.

El certificado energético es información para el futuro comprador o inquilino sobre un determinado inmueble y su consumo energético. Los edificios de obra nueva deben tenerlo desde 2007 y el resto de viviendas desde 2013.

¿Qué información nos aporta?

Este informe nos ofrece datos sobre el consumo energético de un inmueble, es decir, la energía que consumirá al habitar ahí confortablemente, así como el CO2 que produce. Aunque puede parecer un factor irrelevante, la etiqueta energética A es usada habitualmente como argumento de venta en las promociones de obra nueva.

¿Qué implica cada letra en la calificación energética?

Cada letra implica que una vivienda consume la mitad de energía que la letra siguiente. Por lo tanto, una calificación A conlleva la mitad de energía consumida que una B, igual que 16 veces menos que una E.

Otras utilidades

  • Rebajas en el IBI: aunque de momento las viviendas con peor calificación no tienen que pagar más impuestos, las que tienen mejor certificado sí que tienen ciertas bonificaciones: 20% para la A y 12% para B y C.
  • Hipotecas “verdes”: varios bancos ya consideran mejores condiciones en las hipotecas para las viviendas con mejores calificaciones. Banco Santander y Triodos Bank ya ofrecen este tipo de créditos en España. Caixabank Unicaja y Bankinter, por su parte, ya están trabajando en ello. La compra de una casa eficiente conlleva hasta 24 puntos básicos el tipo de interés de una hipoteca.

 

Aparte de estas utilidades, también debemos considerar la necesidad de contar con el Certificado Energético no solo a la hora de comprar o alquilar una vivienda, sino también para recibir ciertas ayudas económicas para la rehabilitación.

 

Fuente: Apunto Arquitectura.