Según los últimos análisis de Idealista, el precio de la vivienda en España ha registrado una subida del 0,9% durante 2020, que ha dejado el metro cuadrado en 1.779€.

No hay que olvidar ciertos factores que contribuyen a que se mantenga esta tendencia: la actuación del BCE, las hipotecas en precios mínimos históricos, la estabilidad de la vivienda frente a otros activos y la esperanza de una pronta recuperación, pueden seguir marcando un ajuste al alza en la mayor parte de los mercados.

No obstante, aún con este panorama, hay comunidades que han sufrido grandes bajadas en sus precios respecto al año pasado, como Castilla y León (-2.3%) o Galicia (-0,7%)

Por otra parte, Baleares se sigue manteniendo como la más cara, con el metro cuadrado en 3.105€, seguida de Madrid, con 2.852€/m2.

Hay que destacar, que, si hablamos de grandes ciudades, Madrid registra una de las mayores caídas: -1.3%.

Si hablamos de capitales, la que destaca por encima de todas es San Sebastián, con 4.797€/m2, seguida de Barcelona (4.009€/mes) y de Madrid, con 3.682€/mes.

Uno de los efectos de la crisis sanitaria en el sector inmobiliario, ha sido el notable aumento en la demanda, sobretodo en las capitales de mediano tamaño, mientras que la oferta se ha mantenido estable. Este desajuste entre la oferta y la demanda ha sido el responsable de la subida de precios en gran parte de España, exceptuando las grandes ciudades como Barcelona, Sevilla o Madrid, donde la oferta ha subido considerablemente y los precios, inevitablemente, han bajado.