En la primera parte de esta guía que pretende servir de ayuda a todos aquellos que se embarquen en la aventura de comprar una propiedad, os guiamos en la decisión. En las próximas entregas, hablaremos del coste, la financiación, la documentación, etc.

1. ES COMPLICADO PERO… ¿POR DÓNDE EMPIEZO?

Comprar una vivienda es una de las decisiones más importantes que tomarás en tu vida. Casi todo el mundo es primerizo en esta actividad, por lo que nunca está de más disponer de una guía que te ayude a no fracasar en el intento.

Lo más importante es tener paciencia y las cosas claras desde el momento en el que tomes la decisión, pues la oferta es abundante y los futuros compradores corren el riesgo de saturación. No te precipites, realiza una compra segura y de calidad.

Tengas o no experiencia, cuando nos planteamos comprar una casa, nos hacemos muchas preguntas; dónde queremos vivir, cómo queremos vivir, cuánto queremos gastar y qué pasos debemos seguir.

Ante esta situación, coloca en una balanza las ventajas e inconvenientes de adquirir una casa. Por un lado, si miramos la parte “negativa” de comprar una casa, deberás contar con un desembolso de dinero inicial, realizar gestiones con gastos añadidos (apertura de hipoteca, registro, hacienda, escrituras…), afrontar gastos de comunidad y tener en cuenta el tipo de interés.

Por otro lado, ser propietario te dará seguridad y estabilidad, adquirirás un bien que siempre que hagamos una compra de calidad, se revalorizará con el tiempo; en algunos casos contarás con ventajas fiscales y el importe del crédito puede llegar a ser inferior al precio de un alquiler y además finalmente, la casa será tuya.

 

2. SE REALISTA, ¿CUÁLES SON TUS RAZONES PARA COMPRAR?

Son muchas y muy diferentes las razones por las que cada persona toma la decisión de comprar una propiedad, pero sea cual sea, es muy importante que tomes la decisión en base a tus necesidades o deseos.

Parece lógico y sencillo, pero cuando te embarcas en la búsqueda puedes llegar a perder tu objetivo entre tanta oferta. Basándonos en esto, elabora un prototipo de hogar con todas las características que desees.

Con esta información, comienza tu proceso de búsqueda, que podrás hacerlo sólo o con la ayuda de un profesional inmobiliario; desde luego el profesional te ahorrará tiempo y dinero.

 

3. ¿NECESITO LA AYUDA DE UN AGENTE?

A primera vista, puede parecer que la compra de una vivienda sea algo rápido y fácil, pero es algo muy complejo.

Ten en cuenta que cada propiedad es única, no hay dos iguales. Lo mismo ocurre con los contratos, las posibilidades de financiación, los gastos comunitarios, los costes de cierre, etc. Este es uno de los puntos en los que la intervención de un PROFESIONAL se hace necesaria.

Hay 3 elementos básicos que debes considerar al comprar una vivienda: situación, conservación y precio. Un buen profesional tiene un conocimiento exacto del mercado, de los precios y del sector inmobiliario en general.

Si no contrato los servicios de un profesional… ¿ahorro dinero? Lo cierto es que no. el hecho de prescindir de los servicios de un profesional, puede costarle al comprador mucho más dinero. En primer lugar debes valorar el tiempo, es decir, ¿cuánto tiempo quiero dedicar ala búsqueda de mi vivienda?; en segundo, ¿lo haré bien?

Con un profesional, todas estas preguntas tienen respuesta pues es pleno conocedor del mercado y además puede establecer una mejor negociación con el vendedor y así obtener beneficios para ti.

Por eso y por mucho más, es de vital importancia que cuentes con el asesoramiento y la experiencia de un Agente de la Propiedad inmobiliaria Colegiado. Si confías en él y en su experiencia y profesionalidad, obtendrás un excelente servicio y como consecuencia, la vivienda que siempre deseaste.

SI PIENSAS QUE CONTRATAR UN PROFESIONAL ES CARO, PRUEBA CON UN AFICIONADO…

Fuente: habitale.com

PROYECTOS INMOBILIARIOS DEAPI

descarga