Programa de ayudas para minimizar el impacto del COVID-19

 

 

ayudas alquileres

Ayudas para el alquiler de vivienda habitual:

  • Objeto: ayudas al alquiler, mediante adjudicación directa, a los arrendatarios de vivienda habitual que, como consecuencia del impacto de la pandemia, tengan problemas transitorios para atender al pago parcial o total del alquiler.
  • Beneficiarios: personas físicas que, en su condición de arrendatarios de vivienda habitual, acrediten estar en situación de vulnerabilidad económica y social sobrevenida a consecuencia del COVID-19.
  •  Solicitud de la ayuda: por el arrendatario a la Comunidad autónoma correspondiente, como máximo hasta el 30 de septiembre de 2020, acompañada de copia completa del contrato de arrendamiento en vigor, con inclusión expresa del medio y forma de pago a la persona arrendadora, y de la acreditación del pago de las últimas tres mensualidades.
  • Cuantía de la ayuda: hasta un importe máximo de 900 euros al mes y del 100% de la renta arrendaticia.
  • Plazo de la ayuda: hasta 6 meses, pudiendo incluirse como primera mensualidad la correspondiente al mes de abril de 2020.
  • Pago de la ayuda: una vez resuelta por cada comunidad autónoma la concesión de la ayuda, se pagará de una sola vez o por partes, mediante abonos con la periodicidad e importes que defina cada comunidad autónoma.

 

Ayuda a víctimas de violencia de género, personas desahuciadas, sin hogar u otras especialmente vulnerables:

 

  • Objeto: facilitar una solución habitacional inmediata a dichas personas.
  • Beneficiarios: personas víctimas de violencia de género, de desahucio de su vivienda habitual, sin hogar y otras personas especialmente vulnerables (aquellas que ostenten dicha consideración por los servicios sociales de las comunidades autónoma).
  • No beneficiarios: personas que dispongan de una vivienda en propiedad o en régimen de usufructo que puedan ocupar.
  • Solución habitacional: las comunidades autónomas pondrán a disposición de la persona beneficiaria una vivienda de titularidad pública, o que haya sido cedida para su uso a una administración pública, aunque mantenga la titularidad privada. Cuando no se disponga de este tipo de vivienda, la ayuda podrá aplicarse sobre una vivienda adecuada, de titularidad privada o sobre cualquier alojamiento o dotación residencial susceptible de ser ocupada por las personas beneficiarias.
  • Cuantía de la ayuda: tendiendo a las circunstancias personales de la persona beneficiaria: hasta 600 euros al mes y hasta el 100% de la renta o precio de ocupación del inmueble; o, hasta 200 euros al mes para atender los gastos de mantenimiento, comunidad y suministros básicos con el límite del 100% de los mismos.
  • Plazo de la ayuda: máximo de cinco años.
  • Gestión de la ayuda: las comunidades autónomas podrán conceder estas ayudas de forma inmediata, mediante adjudicación directa, a las personas beneficiarias, con la sola acreditación de la condición de víctima de violencia de género, del desahucio o lanzamiento, inminente o ya realizado, de la vivienda habitual, de la condición de persona sin hogar o de la condición de persona especialmente vulnerable.