Pymes y autónomos: cómo pueden solicitar la moratoria del alquiler

 

¿Quién podrá acogerse?

Los arrendatarios, pymes y autónomos, afectados por la crisis derivada del Covid-19 y que su propietario, casero sea un gran tenedor, entendido por aquella empresa, entidad pública o persona física que tengan en propiedad más de 10 inmuebles urbanos.

En el caso de un autónomo con un contrato de arrendamiento de un local afecto a su actividad económica.

  • Debe estar afiliado y en situación de alta en la fecha de la declaración del estado de alarma de 14 de marzo en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos o en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar o, en su caso, en una de las Mutualidades sustitutorias del RETA.
  • Que su actividad haya quedado suspendida debido a la entrada del estado de alarma o su facturación sea un 75% menor a la media mensual del mismo trimestre del año anterior.

En el caso de una PYME con un contrato de arrendamiento de un inmueble donde desarrolla su actividad económica.

  • El total de las partidas del activo de la pyme no puede superar durante dos ejercicios consecutivos los cuatro millones de euros o que el importe neto de su cifra anual de negocios no supere los ocho millones de euros durante dos años consecutivos, o que el número medio de trabajadores durante el ejercicio no sea superior a 50.
  • Que su actividad haya quedado suspendida debido a la entrada del estado de alarma o su facturación sea un 75% menor a la media mensual del mismo trimestre del año anterior.

Cómo acreditar los requisitos para pedir el aplazamiento de la renta.

  • En caso de haber sufrido una reducción de actividad, deberá presentar una declaración responsable en la que, en base a la información contable y de ingresos y gastos, se haga constar la reducción de la facturación mensual en, al menos, un 75%, en relación con la facturación media mensual del mismo trimestre del año anterior.
  • En caso de haber sufrido una suspensión de la actividad, la pyme o el autónomo deberá acreditar mediante certificado expedido por la Agencia Tributaria o el órgano competente de la comunidad autónoma sobre la base de la declaración de cese de actividad declarada por el interesado.

¿En qué consiste la ayuda?

  • En la posibilidad de aplazar la renta de alquiler del tiempo que dure el estado de alarma. Este tiempo podrá ser ampliado en un máximo de 4 mensualidades y no conlleva intereses.
  • Puede devolverse en un plazo de dos años para devolverlo a partir del devengo de la primera cuota fraccionada.
  • Puede solicitarse en el plazo de un mes desde la entrada en vigor de este real decreto-ley (el 23 de abril de 2020).
  • Deberá ser aceptada por el arrendador, siempre y cuando no se hubiera alcanzado entre las partes un acuerdo previo de moratoria o reducción de la renta.
  • Si el arrendador no es un gran tenedor, el inquilino podrá solicitarle, en el plazo de un mes, desde la entrada en vigor de este Real
    Decreto-ley (el 23 de abril de 2020), el aplazamiento temporal y extraordinario en el pago de la renta siempre que esta moratoria o la rebaja de la renta no se hubiera acordado por ambas partes previamente.
  • Tanto inquilino como arrendador podrán disponer de la fianza para pagar total o parcialmente alguna mensualidad de la renta. Esta fianza se tendrá que reponer en el plazo máximo de un año.